domingo, 30 de enero de 2011

Niños invidentes aprenden ciencia a través de talleres tridimensionales del CINVESTAV


Fuente: http://www.vanguardia.com.mx/ninosinvidentesaprendencienciaatravesdetallerestridimensionalesdelcinvestav-637946.html

Temas como la sexualidad humana y los fenómenos de la luz, son algunos de los temas que descubren los niños a través de materiales didácticos y auditivos.
A través de objetos tridimensionales, los niños invidentes aprenden sobre los fenómenos de la luz hasta cómo son las células. Foto: Cinvestav
Ciudad de México. A través de talleres tridimensionales creados por científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), niños invidentes pueden descubrir el mundo de la ciencia y aprender desde los fenómenos de la luz  hasta la composición de las células o de las semillas.
Cristina Reynaga Peña, adscrita al Departamento de Ingeniería Genética del Cinvestav Irapuato, diseñó metodologías y materiales didácticos que incluyen actividades experimentales sobre temas específicos de biología, mediante los cuales al niño se le presenta la información auditiva, además de utilizar materiales táctiles con volumen que permiten la enseñanza por medio de los sentidos disponibles.
Estos talleres denominados Siente la Ciencia, están enfocados principalmente a biología y física, pero la investigadora confía en que pronto se puedan abarcar otras áreas con lo que se le acercaría aún más el gusto por la ciencia a los niños invidentes.
Hasta el momento, explicó la investigadora, estos  cursos se han impartido en escuelas, museos, ferias de ciencias, capacitaciones y congresos de educación, en colaboración con instituciones que atienden a personas con discapacidad visual.
Reynaga Peña explicó que los talleres Siente la Ciencia cuentan con el  apoyo de las secretarías de Educación de Guanajuato (donde nace el proyecto), Nuevo León, Michoacán, San Luis Potosí, Jalisco, Aguascalientes y Distrito Federal.

Hasta el momento, los talleres han atendido alrededor de 400 niños, debido a que son personalizados, comentó la ganadora del premio Mujeres Mexicanas Inventoras e Innovadoras. Emisión Julieta Fierro 2007.
Gracias al proyecto, que nació en 2005, los infantes pueden realizar actividades y experimentos de ciencia multisensoriales. A través del tacto, olfato, oído y gusto, pueden conocer las estructuras internas de una célula o de un hongo, saber qué es un virus o una bacteria, descubrir la forma de las semillas de una planta o cómo se genera la luz y la manera en que un óvulo es fecundado por un espermatozoide, entre muchas otras cosas.
Los talleres no sólo tienen el componente científico, sino también artístico, declaró Cristina Reynaga Peña, ya que al finalizar se les pide a los niños realicen en barro una representación libre de lo que hayan asimilado, lo cual  permite comprobar qué fue lo que los chicos aprendieron.
La investigadora del Cinvestav señaló que la mayor sorpresa que ha vivido en estos talleres es descubrir cómo un niño que jamás ha visto una colonia de hongos microscópicos, puede representar con mucho detalle todo el proceso de formación de ésta, incluso, sus representaciones son mejor que la de los infantes sin discapacidad, quienes también han participado en estos cursos.
Reynaga Peña precisó que si bien el objetivo de los talleres es acercar a los temas científicos a este grupo vulnerable, lo ideal sería que también fuera un aliciente para que estas personas se interesen en la ciencia como un proyecto de vida.
Siente la Ciencia es un taller financiado por el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Guanajuato (CONCYTEG), en coordinación con la Secretaría de Educación Pública (SEP).

1 comentario:

  1. En lo personal prefiero llamar niños ciegos
    lic villa abrille ma elena

    ResponderEliminar